El Ayuntamiento de Barcelona pacificará este año el entorno de 66 colegios

20-2-2021 / El programa que desarrolla el equipo de gobierno de Barcelona de pacificación de los accesos a los colegios recibirá este año un notable impulso, pues a los 26 centros en los que ya han realizado intervenciones urbanísticas se sumarán este año otros 66, dejando el total en 92 colegios al final de 2021.

Estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil nuestras noticias, clica aquí y síguenos: t.me/barcelonadia

Este programa, denominado ‘Protegemos las Escuelas’, se considera ya «un proyecto estructural de mandato». El objetivo genérico es dotar a los entornos de los colegios de zonas seguras, saludables y en los que se propicie la convivencia con menos ruido, siniestralidad y contaminación atmosférica.

 

Con este programa, el Gobierno municipal quiere dar respuesta a las demandas ciudadanas de proteger prioritariamente a los menores de la ciudad y hacer de las escuelas y su entorno un lugar seguro y lleno de vida. Y consolidar un modelo de ciudad donde las escuelas se convierten en puntos neurálgicos y de especial atención en el espacio público.

La primera pacificación se realizó en enero de 2020 en la Escuela Grèvol, en el barrio Sant Martí, y durante el año pasado se completaron 26. Un total de 9.424 alumnos ya están disfrutando de estos nuevos espacios, y se ha ganado 4.500 m2 al asfalto, conseis calles de paso prioritario de peatones y cinco carriles de circulación menos.

Las actuaciones han tenido muy buena acogida por parte de las comunidades educativas y se han convertido en una extensión de la escuela en el espacio público. Permiten organizar mejor las entradas y salidas y mantener la distancia de seguridad entre alumnos en la actual situación de pandemia. Además, los vecinos hacen uso de las zonas ganadas.

Para este año el consistorio ha preparado un nuevo paquete de actuaciones que mejorarán el entorno de 66 centros y beneficiarán a 22.421 alumnos. Se trata del doble de la treintena de escuelas por año que preveía inicialmente el programa.

 

La Comisión de Gobierno ya ha aprobado el grueso de los proyectos ejecutivos y 52 de estas escuelas se harán entre julio y agosto, aprovechando el parón de la actividad lectiva por las vacaciones de verano. Estos proyectos incluyen actuaciones para eliminar 8 carriles de circulación y pacificar 10 calles con prioridad para el peatón. Supondrán, en definitiva, ganar 9.650 m2 de asfalto, que pasarán a ser espacios de estancia donde se instalarán bancos y elementos de juego.

Entorno pacificado de la Escuela 9 Graons

El resto de obras para llegar a las 66 escuelas los están elaborando los distritos, y los proyectos y calendarios se definirán próximamente. En 2021 se destinará un presupuesto de 4,46 millones de euros a todas las obras de entornos escolares y actuaciones de movilidad asociadas.

 

En total, entre 2020 y 2021 las obras a los 92 centros educativos llegarán a 31.845 alumnos y supondrán una inversión global de 5,92 millones de euros. También se habrán pacificado un mínimo de 16 calles y se habrá ganado 14.150 m2 en el asfalto, que serán más una vez se concreten los proyectos ejecutivos de los centros que se están definiendo actualmente.

Pacificación del tráfico y medidas para reducir la velocidad

Las actuaciones se basan fundamentalmente en tres tipos de medidas: la pacificación del tráfico, la mejora de la habitabilidad y la visibilidad del espacio. Y se hacen intervenciones tanto estructurales como tácticas, que se combinan y se adaptan a cada caso.

La entrada al espacio pacificado se señaliza con un logotipo horizontal específico que lo visualiza, y las ampliaciones de acera en calzada se señalizan con pintura verde. En los puntos de acceso y salida de los centros se crean espacios plaza con una superficie no inferior a una circunferencia de 10 metros de diámetro donde se pone mobiliario urbano que invita a pasear con tranquilidad y hacer actividades. Además, se colocan elementos de seguridad como barandillas y pilones.

Simulación sobre como quedará el entorno del Centro Educativo Sant Josep Teresianes, en Gràcia

Para reducir el tráfico, se disminuye el espacio destinado a los vehículos suprimiendo carriles de circulación y plazas de aparcamiento.

 

Y para garantizar la seguridad y evitar accidentes, la velocidad máxima en todos los entornos escolares se fija a 30 km/h; a 20 km/h en las calles de la red local, y a 10 km/h en las calles pacificadas y de uso exclusivo de vecinos y servicios. Todas las actuaciones incluyen un refuerzo de la señalización vertical y horizontal de entorno escolar y de velocidades máximas, y de las señales de prohibido aparcar en acera específicamente para las motos.

Para conseguir que la reducción de velocidad sea efectiva, se ha analizado específicamente la situación del entorno de cada centro escolar con el objetivo de determinar las medidas más adecuadas. Se implementarán en función de las necesidades de cada caso, y son:
1.- Refuerzo de la señalización vertical y horizontal de entorno escolar, de velocidades máximas y de la prohibición de aparcar en acera.
2.- Modificación de las fases semafóricas en el resto de vías básicas.
3.- En las calles de red local se colocarán cojines berlineses.
4.- Se harán aceras pasando por mejorar el ir a pie y reducir la velocidad de los vehículos.

Fotos: Ayuntamiento de Barcelona

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑