La AMB aprueba invertir 7,4 millones en mitigar los malos olores de la depuradora del Besòs

1-10-2020 / El Consejo Metropolitano ha aprobado, en su pleno correspondiente al mes de septiembre, celebrado de manera telemática, un nuevo proyecto que permitirá mitigar los episodios de malos olores procedentes de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) del Besòs.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil las últimas noticias al instante, clica aquí y síguenos: t.me/barcelonadia

La actuación, financiada por la Agencia Catalana del Agua (ACA) con un importe de 7,4 millones de euros, consiste en la instalación de un sistema avanzado de desodorización del aire dentro del reactor biológico . En esta parte del tratamiento de las aguas residuales, se elimina la materia orgánica presente por medio de microorganismos. A menudo este es el paso que genera el principal foco de emisiones de gases que provocan malos olores en esta instalación. La depuradora está ubicada en la Rambla Prim, en Sant Adrià del Besòs.

 

Según Eloi Badia, vicepresidente de Ecología de la AMB, «este es un paso importante en nuestro esfuerzo para, no sólo prestar a la ciudadanía los servicios básicos e imprescindibles, como el saneamiento de agua, sino además hacerlo lo causando el menor impacto ambiental y en la población».

Mejora de los sistemas

El problema de la eliminación de olores en infraestructuras de este tipo es complejo, ya que las sustancias culpables de estos episodios son diversas, y requieren tratamientos diferentes.

Actualmente, el sistema utilizado para minimizar estos olores no es 100% efectivo. Está compuesto por 80 equipos que utilizan la tecnología del carbón activo para la absorción química de olores. Dichos equipos tienen un buen rendimiento para la eliminación de determinados compuestos, como el sulfuro de hidrógeno y los mercaptanos, algunas de las sustancias presentes en las aguas residuales que huelen mal. Sin embargo, no son tan eficientes eliminando, por ejemplo, los llamados compuestos orgánicos volátiles (COV).

La tecnología que se utilizará en el nuevo sistema de desodorización de la EDAR del Besòs tiene la capacidad de neutralizar una cantidad mayor de sustancias. Este sistema fue elegido por la AMB después de hacer un estudio de alternativas, así como una prueba piloto de la alternativa escogida. Consiste en un biofiltro de altas prestaciones que sirve de apoyo a los cultivos bacterianos que hacen la depuración. En la prueba piloto se demostró que esta tecnología se ajusta mejor a las características del aire a tratar: la eficiencia en la eliminación de COV es del 97% de media.

Episodios de mal olor en la zona del Besòs

El nuevo sistema ayudará a mitigar los problemas de olores en una zona, la del Besòs-Forum, en el que también hay otras instalaciones públicas, como plantas de tratamiento de residuos, así como un número importante de industrias privadas, que también son focos potenciales de olores. En todo caso, éstas no afectan a la calidad del aire y son totalmente inocuas, más allá de la molestia entre la población.

 

Con la instalación de los nuevos equipos de desodorización la AMB espera una mejora notable en el problema de malos olores en la zona. Una vez aprobada la inversión, Aguas de Barcelona, ​​empresa metropolitana del ciclo integral del agua, se encargará de licitar las obras, que está previsto que comiencen antes de terminar el 2020 y que finalicen en 2023.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑