Este verano ha disminuido la delincuencia en Barcelona un 41% a causa del impacto de la Covid-19

10-9-2020 / Este verano se ha hecho evidente una bajada de la realidad delictiva, con una disminución del 41% de los hechos conocidos por la policía local, pasando de un total de 41.394 hechos del verano pasado a los 24.400 de este verano. Así lo revela el balance del dispositivo de seguridad de verano de la Guardia Urbana.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil las últimas noticias al instante, clica aquí y síguenos: t.me/barcelonadia

El eje turístico y las zonas donde se concentra principalmente el ocio en la ciudad (Ciutat Vella, Eixample y Sant Martí) concentran más del 50% de todos los hechos delictivos y, si se incluye Sants-Montjuïc, se llega al 65,53%. Un 50,87% del total de los hechos se dan en la vía pública.

 

Destaca el hecho de que han bajado un 61% los hurtos y se han registrado un total de 9.191 casos cuando el verano pasado se contabilizaron 23.854. Esto ha sido fruto de la Operación Tremall, el operativo conjunto desplegado por los Mossos, la Guardia Urbana y la Policía Nacional para identificar delincuentes multirreincidentes.

Los robos con fuerza han caído un 32%, con un total de 1.535 casos contabilizados en lugar de los 2.274 del pasado verano. Los robos con violencia e intimidación también han registrado una caída del 29%, con un total de 1.860 casos este verano.

A diferencia de otros años, la venta ambulante ha sido prácticamente inexistente en la ciudad este verano, con operaciones conjuntas con la Policía Portuaria en momentos puntuales en el Maremagnum.

Un verano marcado por las restricciones por la Covid

El balance de verano de la Guardia Urbana también revela que un total de 23.612 personas han sido desalojadas de las plazas y espacios públicos por la tarde-noche por incumplir las restricciones sanitarias impuestas por la crisis sanitaria de la Covid-19. Ha habido un total de 3.178 infracciones por consumo bebidas alcohólicas. Los espacios de Ciutat Vella y Sant Martí, que incluyen zonas de ocio y las playas de la ciudad, suman el 63% del total del número de personas desalojadas en toda Barcelona.

En un verano claramente marchado por la crisis de la Covidien-19, que ha centrado buena parte de la labor de la policía local, se ha constatado que durante los meses de julio y agosto ha habido un elevado grado de cumplimiento del obligación de llevar la mascarilla. La Guardia Urbana ha realizado un total de 33.179 advertencias relacionados con el cumplimiento de la normativa reguladora desplegada para regular el uso del espacio público y se han acabado imponiendo un total de 1.497 denuncias por no hacer uso de la mascarilla.

 

A grandes rasgos, los y las agentes han observado un uso correcto de la mascarilla como norma general. En cuanto a la edad mayoritaria de incumplimiento la sitúan en la franja de los 16 a los 35 años. De los infractores, un 50% no llevan la mascarilla puesta (la llevan dentro un bolsillo, en la bolsa de mano …) y el otro 50% la llevan por debajo de la barbilla o bajo la nariz o el codo.

La Guardia Urbana ha tramitado 3.178 denuncias por consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y han levantado casi 1.500 actas de denuncia por no llevar mascarilla. Las denuncias se han tramitado por incumplir las medidas anti Covid-19, la Ley de Salud Pública y las ordenanzas municipales.

Servicio para detectar fiestas ilegales

La Guardia Urbana ha establecido un servicio para detectar fiestas ilegales y ha compartido la información con el sector del ocio nocturno, en concreto con la FECASARM Federación Catalana de Asociaciones de Restauración y Musicales). En concreto, el fin de semana de los días 4, 5 y 6 de septiembre se ha establecido un dispositivo especial con el resultado de 3 desalojos, 7 actas de inspección con diferentes infracciones a los locales y 96 denuncias a personas.

 

Menos accidentes y menos muertes

En cuanto al tráfico y la seguridad vial, en lo que va de año ha habido una reducción del 43,7% de los accidentes con víctimas, con un total de 3.527 siniestros al conjunto de la ciudad.

En cuanto a las personas heridas graves, hay una reducción del 29,8%, pasando de 141 a 99 heridos de consideración. También se han reducido de manera importante las personas fallecidas en accidente de tráfico. En lo que va de año ha habido 8 víctimas mortales frente a las 13 personas muertas que había el año pasado por estas fechas.

Como hecho a tener en cuenta, este verano la Guardia Urbana ha realizado un especial control de los vehículos de movilidad personal (VMP), así como de los bici taxis, con 4 dispositivos específicos, dado el aumento de vehículos de esta tipología que han proliferado en los últimos años en la ciudad.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑