Los barceloneses, preocupados por la situación política y la contaminación

La actual situación política en Cataluña es la principal preocupación ciudadana, según recoge el Barómetro semestral correspondiente al mes de diciembre del 2017. El encaje de Cataluña en España es el principal problema personal los entrevistados. Sobre España, sin embargo, la corrupción y el fraude se mantienen como el principal problema con el 19% de las respuestas.

El trabajo de campo del Barómetro, que consiste en 800 entrevistas telefónicas, se efectuó entre el 23 de noviembre y el 4 de diciembre, un hecho a tener en cuenta a la hora de leer los resultados, por la influencia de las elecciones autonómicas del 21-D.

El encaje político de Cataluña en España se consolida como el problema más importante para los barceloneses. Lo hace, eso sí, con diferencias significativas; en Barcelona lo mencionan el 11,3% y en Cataluña el 45%. Sobre Cataluña, las menciones han crecido desde el 5,3% que se registraba en 2011 hasta el 33,3% del barómetro de junio y el 45% actual.

En la misma línea, en Barcelona los aspectos políticos considerados de manera general se sitúan en segundo lugar de las preocupaciones ciudadanas, con un 9,6% de las respuestas. Así pues, la situación política actual, el contexto de crisis institucional, suma más del 20% de las respuestas.

Y en tercer lugar, y por primera vez, aparece la contaminación, con un 9,0% de respuestas, el dato más alto desde el año 2000 y cinco puntos más que en el mes de junio.

La contaminación preocupa a los barceloneses / Barcelonaaldia

El turismo, que el mes de junio era considerado el problema más importante de Barcelona con un 19,0% de las respuestas, queda relegado a un cuarto lugar que comparte con el paro y las condiciones de trabajo y la gestión política municipal, todos ellos con un porcentaje de respuesta en torno al 7%. Así, el incremento de las respuestas relacionadas con la situación política o la contaminación repercute, sobre todo, en un descenso de las menciones al turismo, pero también el paro, que pasa del 15,4% al 7,3%.

La situación política vivida los últimos meses se refleja, también, en una percepción más pesimista de la evolución de Barcelona, ​​Cataluña y España y en un incremento de las expectativas de mejora. Seis de cada diez entrevistados piensan que Barcelona y Cataluña mejorarán.

Empate entre Barcelona en Comú y ERC

Por los que se refiere a la política municipal, la encuesta municipal revela que la alcaldesa Ada Colau se mantiene como la líder municipal más conocida (99,1%) y, por primera vez es, la mejor valorada con un 5,3, dos décimas más que en el Barómetro de junio. Alfred Bosch, portavoz de ERC, es el segundo líder mejor valorado, con un 5,2 y el único que aprueba junto con Ada Colau.

Xavier Trias (PDeCat), también ampliamente conocido (96,4%), obtiene un 4,9 de media. Jaume Collboni (PSC), recibe un 4,8; María José Lecha (CUP), un 4,6; Carina Mejías (Cs), obtiene un 3,1; y Alberto Fernández Díaz (PP), un 2,4 de media.

Ada Colau

En cuanto a la intención de voto en las elecciones municipales, y teniendo en cuenta que las respuestas pueden estar mediatizadas por la proximidad de las elecciones autonómicas, si ahora se celebraran elecciones municipales habría un empate entre Barcelona en Común y ERC.

En concreto, Barcelona en Común mejora respecto al mes de junio y pasa de 15,7% a 16,3%, mientras que ERC también registra un incremento, con un 16,5% en intención de voto. El PSC obtiene un 9,3% seguido por Ciudadanos (6,4%), PDeCat (5,8%), CUP (3,6%) y PP (1%).

Se mantiene la buena valoración del Ayuntamiento

A pesar del contexto de incertidumbre, se mantiene la valoración positiva del Ayuntamiento de Barcelona, ​​que sigue siendo la administración mejor valorada. Así, un 66,6% de los barceloneses y barcelonesas aprueban la gestión del Ayuntamiento de Barcelona (muy buena / buena / normal), un porcentaje que se mantiene estable.

En la valoración de la Generalitat, se confirma la tendencia al empeoramiento, y las opiniones críticas llegan al 45,1%, casi cinco puntos más que en el mes de junio y 17 puntos más que el año pasado por las mismas fechas.

Por último, se mantiene la valoración fuertemente negativa del Gobierno español, que con un 83,5% de opiniones críticas frente un 7,0% de favorables, obtiene los peores resultados de la serie.

Por otra parte, la complicada situación política no ha deteriorado de manera significativa la percepción de mejora económica, que se da tanto en el ámbito de Barcelona como de Cataluña, ni la percepción de la economía familiar.

La situación política afecta la economía de la ciudad

Como en todos los Barómetros, se introduce una pregunta de actualidad que en esta ocasión se refiere a la situación política actual, y particularmente con sus consecuencias en la ciudad de Barcelona.

Más de la mitad, un 52,6% consideran que la situación política tendrá consecuencias negativas para la ciudad de Barcelona, ​​mientras que un 20% piensa que será positiva y otro 20% que no tendrá una repercusión significativa.

Concretamente, la mayoría (56,6%) opina que tendrá consecuencias negativas sobre la economía de la ciudad, y entre el 40% y el 50% creen que tendrá un impacto negativo sobre la convivencia, la imagen internacional de Barcelona, el gobierno de la ciudad y su potencial turístico. En cambio, la mayoría no prevé ninguna consecuencia negativa sobre el funcionamiento de los servicios de la ciudad.

La organización de Cataluña como estado independiente es bien vista por el 33,6% de los encuestados, mientras que un 27,6% se muestran partidarios de que España sea un Estado federal. Otro 19% es partidario de mantener e Estado autonómico.

Preguntados por aspectos puntuales de la coyuntura política, la gran mayoría se manifiesta en contra del encarcelamiento de líderes políticos y ciudadanos (80,5%) y de la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

Fotos: Barcelonaaldia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑