Retiran de las playas metropolitanas el mobiliario de la temporada de baño

25-9-2020 / Desde hace unos días y hasta mediados de octubre, operarios de la AMB desmontan los diferentes equipamientos de la temporada baño de las playas metropolitanas, como los módulos de salvamento, los aseos y las señales de servicios.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil las últimas noticias al instante, clica aquí y síguenos: t.me/barcelonadia

Estas actuaciones, que se alargarán hasta mediados de octubre, se irán realizando gradualmente a medida que los diferentes municipios vayan finalizando formalmente la temporada de baño y la prestación de los servicios de vigilancia.

 

Las intervenciones más importantes que se están llevando a cabo son las siguientes:

1.- Desmontaje de los módulos de salvamento y de primeros auxilios (una torre de intervención + 15 módulos de primeros auxilios).
2.- Desmontaje de los aseos y vestuarios adaptados y de las señales de servicios (10 de adaptados + 6 de estándar).
3.- Retirada de pasarelas adaptadas enrollables y plataformas de madera (más de 500 metros).
4.- Desplazamiento de los aparcamientos para bicicletas (más de 50 unidades).
5.- Retirada de balizamientos marinos (más de 25 km).

Todo este material se traslada al almacén y allí se hace una tarea de repaso y se pone a punto para garantizar su buen uso y funcionamiento para la próxima temporada de baño.

El objetivo principal de esta acción es preparar las playas metropolitanas para la temporada de invierno y minimizar los daños que puede sufrir el mobiliario debido a los temporales, de tal manera que se reducen posibles riesgos para los usuarios y se alarga la vida útil de estos equipamientos.

Se trata de hacer las tareas tan rápido como sea posible ante los posibles episodios de oleaje, que empiezan a producirse en estas fechas. Los equipamientos se retiran en función del riesgo al que estarían expuestos ante un temporal marítimo y también en función de las necesidades y particularidades de cada playa.

Gestión de las playas metropolitanas durante el invierno

La finalización de la temporada alta y el descenso de usuarios no implican el final de las tareas de mantenimiento por parte de la AMB. Durante el otoño y el invierno, la gestión integral de las playas no se detiene, y se hace un especial seguimiento de los temporales de lluvia y mala mar y de los posibles daños que puedan causar. Hay que recordar que la AMB tiene un protocolo de actuación previo a los temporales, regido por las alertas del Servicio Meteorológico de Cataluña, la Agencia Estatal de Meteorología y Protección Civil.

 

Las actuaciones principales son la apertura de los arroyos en la desembocadura para canalizar el agua de las crecidas y evitar inundaciones de zonas urbanas e infraestructuras y también, si es necesario, la retirada de mobiliario susceptible de resultar afectado por las olas. Una vez pasado el episodio, la AMB lleva a cabo la gestión de residuos y cañas procedentes de la crecida de los ríos Llobregat y Besòs, arrastradas por las corrientes marinas y depositadas en la playa.

Las playas son el principal espacio público de la metrópolis de Barcelona, ​​con unos 10 millones de usuarios anuales y un uso creciente durante todo el año con diferentes actividades sociales, educativas, lúdicas o deportivas. Por tanto, se continúan realizando tareas de mantenimiento sobre las zonas de juegos infantiles y deportivas, la señalización y el resto de mobiliario de la playa. Respecto a la limpieza, se ajusta la frecuencia del cribado, que pasa de ser diario durante la temporada alta en primera línea de mar a hacerse un mínimo de dos veces al mes durante la temporada baja, que comenzará el próximo 1 de octubre.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑