Fomento invertirá cerca de 9 M€ en reformar la Delegación del Gobierno en Cataluña

El Ministerio de Fomento ha formalizado el contrato de las obras de rehabilitación del antiguo edificio de la Aduana de Barcelona, sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

El importe asciende a poco más de 8,87 millones de euros, que financia íntegramente el Estado a través del Programa de Rehabilitación Arquitectónica del Ministerio de Fomento, que licita las obras y aporta el 60% del presupuesto, con la cofinanciación del Ministerio de Presidencia, que aporta el 40% restante.

Las obras se iniciarán en próximamente, una vez el Ayuntamiento de Barcelona apruebe la licencia de obras ya solicitada. El plazo de ejecución previsto es de 36 meses.

Con una superficie total de 7.510 m2, la construcción original se ejecutó durante los años 1790-1792, coincidiendo con el reinado de Carlos IV, aunque el proyecto fue concebido en el reinado de Carlos III con motivo de la apertura del puerto de Barcelona al mercado americano y como sede de la Aduana, denominándose por ello desde su inicio como “Palacio de la Aduana”. El autor del proyecto fue el arquitecto e ingeniero militar Conde de Roncali, quien fue ministro de Hacienda de Carlos IV. Hasta finales del siglo XIX siguió cumpliendo su misión de Aduana. En 1902 pasó a ser la sede del Gobierno Civil de Barcelona y finalmente, sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

De planta cuadrangular y con un patio interior porticado, el edificio posee un gran valor arquitectónico, destacando las fachadas, el patio, los salones interiores, decorados con pinturas neoclásicas, y la escalera monumental. El inmueble está afectado por el Plan Especial de Protección del Patrimonio Arquitectónico Histórico-Artístico de la ciudad de Barcelona en el ámbito del distrito de Ciutat Vella.

Compromiso con la salvaguarda del patrimonio

El proyecto, redactado por el estudio barcelonés 2BMFG (Buxadé, Margarit, Ferrando y Gelpí), además de restaurar y rehabilitar los espacios existentes para adecuarlos a las necesidades actuales, propone transformar el patio central en un espacio funcional polivalente en el que se puedan realizar diferentes actividades, desde actos públicos institucionales hasta exposiciones temporales, gracias a una cubierta realizada mediante una malla espacial que permitirá la iluminación natural y la ventilación.

Esta actuación continúa y finaliza la inversión ya realizada por el Estado para la consolidación estructural cuyo importe ascendió a 3,89 millones de euros.

Esta nueva actuación demuestra el compromiso del Gobierno en la protección y salvaguarda del Patrimonio Cultural Español, a la vez que recupera el principal espacio institucional de representación del Estado en Cataluña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑