Equipan los mercados municipales de Barcelona con cámaras que cuentan el número de personas

12-8-2020 / Los 43 mercados municipales de Barcelona incorporan nuevas medidas para garantizar la seguridad sanitaria a fin de prevenir contagios de la Covid-19. En esta línea, todos los edificios de los mercados tendrán un sistema de cámaras cenitales para supervisar los aforos de los diferentes espacios en tiempo real, por lo que alertarán cuando los espacios hayan llegado al máximo permitido de empleo.

También estamos en Telegram. Para recibir en tu móvil las últimas noticias al instante, clica aquí y síguenos: t.me/barcelonadia

En los últimos meses, los mercados ya han implementado medidas para facilitar la compra (como la venta online, reparto domiciliario, servicio de clik & collect …) y para garantizar la seguridad alimentaria de los equipamientos, entre otros, la limitación de los accesos, el incremento del personal de seguridad, la distribución de mascarillas entre los vendedores o la distribución de gel desinfectante.

 

Del mismo modo, junto con el ayuntamiento y con todo el resto de comercio de alimentación de la ciudad, se consensuó ya en el mes de marzo un decálogo de buenas prácticas dirigido a la ciudadanía para prevenir los contagios. 38.000 personas de media han ido a comprar cada día a los 39 mercados municipales durante el confinamiento.

Ahora, las cámaras, situadas en el techo de las zonas de acceso, contabilizarán el número de personas que entran y salen del mercado a partir del conteo de cabezas presentes en el espacio, sin posibilidad de enfocar las caras. De esta manera, el algoritmo de seguimiento analizará las entradas y salidas de los diferentes accesos y dará información sobre el número de personas presentes en cada momento.

El sistema de cámaras permite conocer tanto la ocupación total de personas en el mercado como la ocupación parcial por zonas, en tiempo real.

La información, notificaciones y alertas de empleo se muestran en tiempo real en los monitores conectados a la red, con un sistema de colores tipo semáforo: verde cuando se puede acceder y rojo cuando se llega al límite de aforo de forma que el personal de seguridad de los mercados puede limitar el acceso de nuevos clientes hasta que no se vuelva al aforo permitido.

Con este sistema automático, los mercados aseguran el cumplimiento de las medidas para evitar contagios, limitan y tienen el control de la ocupación en tiempo real. Aparte, los informes que el sistema facilita permitirá también analizar los datos y gráficos para saber cuál es, con datos reales, la afluencia de clientela en cada momento y en cada mercado, analizar la información objetiva y adecuará el servicio y los accesos de cada mercado a la realidad de los diferentes días y las diferentes franjas.

 

Prueba piloto en cuatro mercados

En una primera fase, la supervisión de los aforos mediante cámaras cenitales de conteo de personas se ha instalado como prueba piloto en cuatro mercados municipales de Barcelona con características muy diferentes a fin de comprobar su idoneidad en diferentes situaciones y hacer los ajustes necesarios.

Los cuatro mercados que ya cuentan con el sistema de supervisión de aforos desde el mes de junio son Abacería, Sants, Sarrià y los Encants de Bellcaire, a los que se ha añadido este julio el mercado de Sant Antoni.

Una vez completada la primera fase y ante los buenos resultados para controlar los aforos de los mercados, el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona continúa con la segunda fase hasta completar la instalación en todos los mercados a mediados del mes de octubre.

En total, se instalarán 260 cámaras y 125 pantallas de seguimiento, en función del número de accesos con que cuenta cada edificio. Quedará para definir y ejecutar los proyectos para Boqueria y para Encants de Bellcaire en su fase 2 debido a las especiales características de estos dos mercados que no tienen puertas de acceso propiamente dichas.

Fotos: Ayuntamiento de Barcelona

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑