Localizados dos tramos del Rec Comtal en los antiguos cuarteles de Sant Andreu

Barcelona 12-4-2019 / El Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Barcelona ha localizado dos nuevos tramos del Rec Comtal en los antiguos cuarteles de Sant Andreu, en el marco de los trabajos de urbanización que se están haciendo los terrenos de los antiguos cuarteles.

Desde principios de febrero se está llevando a cabo una intervención arqueológica raíz de las obras de urbanización de los antiguos terrenos de los cuarteles de Sant Andreu, distrito de San Andrés, en concreto el ámbito de una nueva rambla entre la calle Palomar y el paseo de Santa Coloma. Esta intervención arqueológica está siendo dirigida por el arqueólogo Óscar Varas Ranz, de la empresa Abans Serveis Culturals, SL.

En esta área del barrio de Sant Andreu es conocida la existencia del paso del Rec Comtal, así como del acueducto romano, gracias a varias intervenciones arqueológicas realizadas en los últimos años. La primera estructura hidráulica construida fue el acueducto romano, hacia el cambio de era.

Posteriormente, en un momento aún no precisado del todo pero alrededor del siglo IX, se construyó el Rec, siguiendo el mismo trazado del acueducto, añadiéndose grandes curvas para ubicar los nuevos molinos. El origen del Rec Comtal se remonta hacia el siglo IX, pero será a lo largo del siglo XI cuando el uso del Rec se generalizó, especialmente a partir de la segunda mitad como queda reflejado en la documentación. Tanto el Rec como el acueducto nacen en una zona imprecisa cercana al río Besós, en la zona de Montcada, y tiene un recorrido de unos 13 kilómetros hasta llegar a la ciudad.

Uno de los rasgos que define el Rec es que se trata de un gran canal a cielo abierto, con un gran caudal de agua, lo que se hizo para poder hacer funcionar los molinos que se construyeron a su alrededor. La construcción de molinos fue en aumento, hasta que en el siglo XIII se conoce un total de 21 molinos de harina a lo largo de todo el trazado. Los molinos que se abastecen del Rec empiezan a proliferar, desde la zona de Sant Andréeu concretamente de Finestrelles, hacia el Clot y dentro de la actual Ciutat Vella, en el entorno del monasterio de San Pere de las Puelles. El Rec también funcionó como sistema de regadío, ya que hacía funcionar todo un sistema de acequias a lo largo de su recorrido.

El Rec sufrió numerosas modificaciones en la forma y el trazado a lo largo del milenio de su existencia, sobre todo en el interior de la ciudad, pero también, como en este caso, en los antiguos terrenos de los cuarteles de Sant Andreu .

En el año 1929, con motivo de la construcción de los cuarteles del Regimiento de Artillería Ligera Nº. 7 y del edificio de la “Maestranza de Artillería”, se tuvo que desviar el trazado del Rec Comtal, modificando el recorrido. El nuevo trazado del Rec discurría por la actual calle de Fernando Pessoa. Los cuarteles fueron propiedad del Ministerio de Defensa, y funcionaron durante 69 años, ocupando una superficie de más de 100.000 m2 a ambos lados del paseo de Torras i Bages.

Durante la presente intervención arqueológica se han localizado dos tramos del trazado original del Rec Comtal, que fueron anulados para construir los cuarteles durante la década de 1920. En total están documentados hasta 24 metros de longitud entre los dos tramos, con una profundidad aproximada de 3 metros, y el cauce tendría una anchura entre los 2,5 y 4 metros en la parte inferior y 6 en la parte superior. El proceso de excavación está permitiendo documentar hasta dos fases constructivas de cronología indeterminada, así como diferentes niveles de limpieza del riego, además de numerosas deposiciones fluviales de sedimentación lenta.

Fotos: Ayuntamiento de Barcelona

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑