El Port de Barcelona incorpora 31 vehículos eléctricos y estrena 47 puntos de carga

El Port de Barcelona presentó recientemente una iniciativa para potenciar la movilidad eléctrica en el ámbito portuario, en la cual ha invertido un total de 926.000 euros. La actuación consta de dos acciones principales: la incorporación de vehículos con motorización eléctrica en la flota del Port y la instalación de la infraestructura de carga, tanto para la flota propia como por otros vehículos eléctricos que circulen por el recinto portuario.

Este conjunto de medidas para estimular la movilidad eléctrica forma parte del Plan de Mejora de la Calidad del Aire del Port de Barcelona, que pretende reducir de manera efectiva las emisiones de la actividad portuaria.

Así, por una parte, el Port de Barcelona ha invertido un total de 692.000 euros en la incorporación de 31 vehículos en su parque móvil, que sustituyen antiguas unidades con motorización diésel y gasolina. En concreto, se trata de 25 unidades de motorización eléctrica pura (entre los cuales hay 17 turismos Nissan Leaf 30 kwh y 8 furgonetas Nissan e-NV200) y 6 escúteres eléctricos (BMW C Evolution, para la Policía Portuaria). Los primeros 25 vehículos (turismos y furgonetas) han sido adquiridos y los 6 restantes se han incorporado a la flota mediante la modalidad de renting. Aparte de estas 31 unidades de motorización eléctrica pura, el Port ha introducido 3 vehículos híbridos enchufables (VW Passat Híbrido) en su parque móvil, también de renting.

Por otra parte, el Port ha invertido 234.000 euros en el diseño y construcción de la infraestructura de carga de los vehículos eléctricos. Para el suministro eléctrico de los vehículos de la flota propia, se han instalado 28 puntos de carga lenta en el aparcamiento del World Trade Center de Barcelona, donde está ubicada la sede corporativa del Port; además de 14 puntos de carga (6 para furgonetas y 8 para motocicletas) en el edificio de servicios ASTA (Ronda del Port) y dos puntos adicionales de carga para las motocicletas de la Policía Portuaria a la Estación Marítima de Drassanes (muelle de Barcelona).

Además, se han instalado 3 puntos de carga para uso público: 1 de carga rápida delante de la Estación Marítima Drassanes (que se puede convertir en 2 puntos de carga semi rápida y que estará operativo próximamente) y 2 de carga lenta en el muelle de la Energía.

Durante el primer semestre de 2018 también se incorporarán 4 puntos adicionales de carga para los empleados del Port, que estarán ubicados en los aparcamientos del edificio ASTA y del Muelle de Sant Bertran.

Impulso de la movilidad eléctrica para reducir emisiones

El presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra, ha destacado la importancia de este conjunto de acciones: “Como entidad pública, queremos impulsar la sostenibilidad con iniciativas concretas, como las que hoy presentamos, y queremos ser abanderados para que otras entidades y empresas de la Comunidad Portuaria se sumen a este cambio”.

Por su parte, el director general del Port, José Alberto Carbonell, ha recordado la larga trayectoria del Port de Barcelona en el impulso de la movilidad sostenible de personas mediante la promoción del transporte público. Dos ejemplos que lo demuestran son la participación del Port en la financiación para la integración tarifaria de la línea de bus 88 (que conecta todo el recinto portuario desde la avenida Paral·lel hasta la Zona de Actividades Logísticas – ZAL Prat) y la subvención de la tarjeta trimestral de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) para todos aquellos empleados que, en vez de desplazarse hasta el Port en vehículo privado, lo hacen en transporte público.

El plan de impulso de la movilidad eléctrica del Port de Barcelona contempla la introducción de nuevos vehículos eléctricos o híbridos durante los próximos años, que junto con los que ya están disponibles podrían llegar a sumar 70 unidades el año 2024. La incorporación de estas unidades estará en función de las necesidades futuras del Port y también de la evolución de la tecnología de movilidad eléctrica. La flota de vehículos de la instalación catalana consta de un centenar de unidades, pero hay algunos vehículos que, por sus características o necesidades de uso, no pueden ser sustituidos de momento por unidades eléctricas (como los vehículos de bomberos o los industriales).

El Port de Barcelona también contribuye al impulso de la movilidad sostenible mediante la incorporación de fórmulas de promoción de vehículos eléctricos o propulsados con energías alternativas en las licitaciones y contrataciones de servicios. En la actualidad, los vehículos que se utilizan en los servicios de jardinería, los trabajos auxiliares de conservación y obra civil y el mantenimiento eléctrico del Port son ya unidades eléctricas.

Fotos: Port de Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑