El Castillo de Torre Baró reabre después de las obras de rehabilitación

15-11-2020 / El Castillo de Torre Baró ha reabierto sus puertas tras las obras de rehabilitación integral de la fachada que comenzaron justo hace un año, en noviembre de 2019. A causa de la crisis sanitaria, el equipamiento se mantiene abierto sólo para atender al público y hacer visitas con reserva previa; los talleres se siguen realizando en formato virtual.

TAMBIÉN ESTAMOS EN TELEGRAM. PARA RECIBIR EN TU MÓVIL NUESTRAS NOTICIAS, CLICA AQUÍ Y SÍGUENOS: T.ME/BARCELONADIA

Las obras han consistido en una rehabilitación integral de la fachada, después de que se hubieran detectado pequeños desprendimientos y pérdidas de soporte. Un análisis de los materiales determinó que había grietas y fisuras en las piedras que formaban el castillo, alteraciones que respondían a la naturaleza de los materiales utilizados en su construcción.

 

A este aspecto intrínseco había que añadir otros de externos: la degradación de los elementos por el agua, en forma de lluvia o humedad, el viento, la contaminación ambiental, y la presencia de sales solubles transportadas, mayoritariamente, por la brisa marina.

En el Castillo de Torre Baró se ha llevado a cabo una intervención de urgencia de conservación y de restauración. En primer lugar, se han saneado diferentes elementos para eliminar el material incompatible con el soporte original. Posteriormente, se han cortado los bordes de ladrillos y sillares -piedras cortadas, normalmente con forma rectangular- y se han rellenado de cemento para garantizar que las sales solubles cristalicen sobre el material añadido y no sobre estos elementos. De esta manera se evita que las sales solubles penetren y dañen.

Además, se han sustituido las piezas cerámicas rotas por otras nuevas y se han consolidado las fachadas exteriores y los contrafuertes expuestos al viento de levante. Finalmente, se ha colocado una malla de fibra de carbono que actuará también como capa de protección, y que evitará la aceleración de la degradación de la piedra de los sillares.

Publicado en TouTube.com en abril de 2015

La voluntad de la intervención ha sido respetar la memoria histórica del Castillo de Torre Baró y por esta razón se han seguido las indicaciones de la Dirección de Patrimonio del Ayuntamiento de Barcelona a partir de un estudio específico de la Universidad de Barcelona. Los trabajos ejecutados no alteran ninguna de las referencias que le dan valor; ubicación, forma y materiales originales quedan intactos. Se han empleado materiales compatibles con el soporte original, garantizando así una mayor perdurabilidad y eficacia de la intervención.

 

El Castillo de Torre Baró, un emblema de Nou Barris

El Castillo de Torre Baró es uno de los edificios más emblemáticos del distrito, con una historia bien prolífica. El actual edificio es el tercero de estas características que conoce el barrio de Torre Baró. De la primera torre del varón no se sabe la fecha de construcción exacta, pero sí fue durante el siglo XVI: perteneció a la baronía de Pinós y se ubicaba en la actual carretera de Ribes, entre Ciudad Meridiana y Vallbona. Debido a la simpatía con el archiduque Carlos de Austria, Felipe V la hizo derribar en 1714 como represalia.

El año 1797, el barón de Pinós hizo construir a Ramon Francisco de Copons y Despujol la segunda torre conocida. Debido a los problemas económicos de la familia, en 1869 la torre se puso a subasta, hasta que en 1871 fue adquirida por Carlos Edmundo Sivatte, marqués de Vallbona. Esta segunda construcción se derribó en 1967 para poder ampliar la avenida Meridiana.

 

El hijo de Carlos Edmundo Sivatte, Manuel María Sivatte Llopart, fue el encargado de la construcción de lo que hoy conocemos como Castillo de Torre Baró, edificación que se compone de planta inferior, planta baja y tres plantas piso. El proyecto de la torre no se llegó a completar nunca.

Contacto: barcelonaaldia21 (arroba) gmail.com

Subir ↑